Saltar al contenido
Mascotas y más: La mascotapedia definitiva | mascotasymas.net

Todo lo que quieras saber sobre mascotas

MASCOTAS

Adoptar una mascota puede aportar muchos beneficios tanto a los niños como a los adultos y nos puede hacer crecer como individuo y como familia. Los animales de compañía, como bien indica su nombre, nos proporcionan una magnífica compañía. Nos ayudan también a reducir el estrés y la depresión, y no solo eso, también pueden mejorar nuestra salud pues si tenemos un perro este nos forzará a salir de casa para pasearlo.

Podemos elegir entre una gran variedad de animales de compañía y elegiremos el que mejor se adapte a nuestros gustos y a nuestra forma de vida. Habrá que reflexionar también sobre qué estamos dispuestos a hacer: No es lo mismo tener en casa a un perro, al que deberemos pasear y limpiar y que estará todo el día correteando, haciendo ruido y pidiendo nuestra atención, que a un hámster, que necesitan menos atención y menos espacio y solo tendremos que limpiar su jaula y sus accesorios.

Beneficios para los niños

El hecho de acoger en familia a un animal sin hogar enseña a nuestros hijos el valor del respeto hacia los animales y de la importancia de cuidar de ellos. Es de vital importancia que los niños se hagan cargo de las pequeñas tareas como pasearlo, darle de comer, limpiar su comedero, etc.

Adoptar una mascota puede significar un elemento importante para que nuestros hijos desarrollen aspectos físicos y afectivos. Cuando el niño crece junto a una mascota, aprende el significado de conceptos como la responsabilidad desde bien pequeño. Hacerse responsable de un ser vivo que forma parte de la familia y cuidarlo les hace conscientes de la importancia del respeto, del tacto, de preocuparse por los demás. A medida que el niño crezca, empezará a comprender que la mascota es un miembro más de la familia y que tiene necesidades. Además, es una buena forma de enseñarles conceptos difíciles como la muerte o las enfermedades.

Los niños que cuidan de una mascota desarrollan desde pequeños conceptos como la lealtad, la comunicación, la convivencia, la precaución, la responsabilidad, la empatía, la confianza y el respeto. Además, esa convivencia se traduce en mayor seguridad en sí mismos y en las relaciones con las demás personas. Serán más sociables y tendrán más empatía hacia los otros.

Riesgos de tener una mascota

A pesar de todos esos factores positivos, no debemos pasar por alto los riesgos que pueden suponer para los niños el tener un animal de compañía conviviendo con nosotros. Si tu hijo aún es pequeño, deberá estar bajo supervisión siempre que esté con él y no dejarlo nunca a solas con la mascota, para seguridad del niño y del animal. Con la mayoría de animales, hay peligro de que nos muerda o arañe, sobre todo a los más pequeños, por eso hay que amaestrarlos bien y explicar a los niños que deben respetarlos y no molestarlos cuando duermen o comen.

Suele llegar un momento en que los más pequeños piden tener un animal en casa. Si lo aceptas, debes hacerlo con responsabilidad y explicarle al niño que es un ser vivo con necesidades y no un juguete. Deberás explicarle también las responsabilidades y el tiempo que ello implica. Si quieres adoptar una mascota solo para entretenerlos, mejor elige otra opción. Una mascota es un ser vivo que necesita de cuidados, respeto y amor. Y recuerda, el responsable final de su cuidado y bienestar eres tú y no el niño.

Beneficios para personas que están solas

Convivir con una mascota cuando vives solo te aporta bienestar y compañía, y puede llegar a convertirse en tu mejor amigo. Es ideal para personas con depresión o con alguna discapacidad, pues encuentran en su mascota una aceptación y lealtad incondicionales. Los animales entregan amor ilimitado y cariño a las personas que le tratan de igual forma.

Beneficios para gente mayor

Las mascotas también son una buena opción para ancianos pues tener un animal del que encargarse no solo les hará compañía sino que mejorará su autoestima, al sentirse más útiles y necesarios.

ROEDORES

Los roedores son animales vertebrados, generalmente pequeños, con cuerpo redondeado y patas cortas. Su rasgo más identificativo son sus incisivos afilados, que usan para roer la madera, perforar la comida y defenderse de los depredadores. Algunos, como la rata, tienen la cola larga mientras que otros, como el hámster, tienen la cola corta. Dependiendo de la especie, pueden tener un mayor o menor tamaño, así como un color distinto de pelaje. La mayoría se alimentan de semillas y plantas (herbívoros) aunque algunos son omnívoros y por tanto necesitan aportar proteína animal a su dieta.

Los roedores más comunes son los ratones, ratas, conejos, ardillas, puercoespines, castores, hámsteres, jerbos y conejillos de indias (cobayas).

Estos animales son idóneos como mascotas, especialmente entre las familias con niños en casa, ya que los roedores que habitualmente se tienen como mascota viven pocos años y a los niños les va bien para aprender a ser responsables y a tener respeto por los animales. Eso sí, aunque su esperanza de vida sea corta, tanto los niños como los adultos debemos ser responsables y aprender cuál es la mejor forma de cuidar de ellos para que tengan una buena calidad de vida.

REPTILES

Los reptiles son animales vertebrados provistos de una piel escamosa y fuerte que fueron abundantes durante la época de los dinosaurios. La mayoría de reptiles se han adaptado a la vida terrestre pero algunos aún viven en el agua.

A excepción del ornitorrinco y los equidnas, casi la totalidad de los reptiles son ovíparos, es decir, las hembras ponen huevos. La mayoría son carnívoros y tienen una digestión lenta porque no mastican los alimentos, los ingieren enteros. Este tipo de digestión permite a los grandes reptiles, como los cocodrilos, vivir de una gran comida durante meses. Aun así, hay reptiles que son herbívoros y para compensar la falta de dientes para masticar los alimentos, tragan piedras para facilitar la digestión.

Los reptiles son mascotas tranquilas que no requieren de cuidados complicados, pero hay que respetarlos. Deberemos tener en cuenta factores como la temperatura, la humedad y la alimentación que han de seguir.

Los reptiles más adecuados para quien no tiene conocimientos y experiencia son los lagartos cornudos, anolis, geckos y dragones barbudos (estas son las especies más pequeñas). Estos animales son dóciles y fácil de manejar.

Los reptiles no aptos para principiantes y que son de difícil manejo son los camaleones, las iguanas (se vuelven agresivas al crecer) y las serpientes.

Las tortugas cada vez son menos aconsejables para niños, pues a medida que crecen ensucian mucho y exigen mucha dedicación. Además, estos animales tienen una esperanza de vida muy alta.

Debemos tener cuidado al elegir un reptil como mascota si tenemos niños en casa.

AVES

Las aves son animales vertebrados que tienen el cuerpo recubierto de plumas, tienen pico y no tienen dientes. Se mantienen sobre sus extremidades posteriores y tienen alas para volar, aunque no todas pueden hacerlo (como el avestruz). Son animales ovíparos e incuban sus huevos hasta que eclosionan. Habitan en zonas terrestres pero también en los océanos.

Las aves son animales de compañía que interactúan mucho con los humanos y pueden ser muy cariñosas e inteligentes. Si estás pensando en adoptar un ave, ten en cuenta que te despertará cada mañana con su canto o sonidos que emita.

Entre las aves más comunes como mascotas están los canarios (son alegres, tranquilos y suelen cantar mucho), los periquitos (deben estar cerca de una ventana), los loros (son charlatanes y pueden vivir sin jaula), las cacatúas (tienen mucha energía y son bonitas, además también pueden aprender a hablar) y las ninfas (muy sociables y pueden imitar canciones).

Si tenemos aves en casa debemos ser responsables y cuidarlas y alimentarlas de forma adecuada.

PECES

Los peces son animales vertebrados y su cuerpo está recubierto de escamas. Son animales acuáticos, ectotérmicos (regulan su temperatura corporal para adaptarla al medio) y respiran a través de branquias. Para moverse, los peces usan sus aletas y su cola.

A pesar de que a los niños les puedan parecer mascotas aburridas porque no pueden cogerlos, los peces son excelentes mascotas para ellos ya que requieren pocos cuidados y no son peligrosos para ellos. Podemos tener peces que se muevan mucho y de bonitos colores para llamar su atención y hacerles cambiar de parecer.

Las principales ventajas de tener peces como animales de compañía son que son silenciosos, no necesitan demasiado espacio y son limpios (aparte de la pecera no ensuciarán el resto de la casa).

Todo lo que quieras saber sobre mascotas
5 (100%) 3 votes