Saltar al contenido
Mascotas y más: La mascotapedia definitiva | mascotasymas.net

6 recetas caseras para gatos bebés

Recetas caseras para gatos bebés

Recetas caseras para gatos bebés

Los gatos bebés requieren de una adecuada obtención de nutrientes esenciales no solo para optimizar su sistema inmunológico, sino también para preparar su organismo a fin de que se encuentre en perfecto estado al llegar a la edad adulta.

Y aunque la leche materna es el alimento más idóneo para satisfacer las necesidades nutricionales que presenta un gato bebe, lo cierto es siempre surge una duda: ¿qué debemos hacer cuando tengamos o adoptamos algún gatito al cual  su madre no pudo amamantar?

A lo largo de este artículo te paresentaremos 6 recetas caseras para gatos bebés, las cuales son muy apropiadas para esos gatitos que no pudieron ser amamantados por sus madres. Por lo que al rescatar y/o adoptar algún gato bebé y desear darle una equilibrada nutrición natural, las recetas que te proponemos serán una alternativa sencilla y barata de elaborar tanto leche maternizada como las papillas de destete que encantaran y ofrecerán todos los nutrientes a la nueva mascota.

Si quieres aprender todo sobre el cuidado de los gatos visita nuestra página de Gatos.

¡Comparte este artículo!

¿Los gatos pueden beber leche de vaca?

Generalmente las personas tienen dudas acerca de si es apropiado que los gatos se alimenten con leche de vaca o si su consumo podría ser dañino para la salud del animal.

En este sentido es preciso decir que la lactosa adquirió cierta “mala fama” durante los últimos años como consecuencia de la creciente cantidad de casos de intolerancia diagnosticada en los humanos.

Entonces cabe preguntar ¿en realidad la lactosa si es consumida por los animales, es dañina para su sistema digestivo?

Gato bebé leche

El sistema digestivo de los mamíferos va cambiando cuando los animales se encuentran en desarrollo, lo cual les genera necesidades nutricionales nuevas y, en consecuencia, distintos hábitos alimentarios. A lo largo de la época de lactancia (mientras su madre los amamanta), suele ser común que los mamíferos tengan una alta producción de una enzima conocida como “lactasa”, la cual tiene justamente la función de digerir la lactosa presente en la leche materna.

No obstante y al llegar a la etapa del destete, dicha enzima presenta una menor producción, y se va reduciendo de forma progresiva a fin de permitir que el organismo del animal se prepare para la transición alimentaria; es decir, para dejar de lado el consumo de la leche materna y comenzar a alimentarse por cuenta propia.

Evidentemente la leche materna de las gatas cuenta con una composición diferente a la de las vacas y por lo general, presenta una menor concentración de lactosa, por lo cual al momento de preparar la leche maternizada casera para gatos bebés, es necesario usar, preferiblemente, leche de vaca libre de lactosa o en su defecto, leche de cabra que cuenta igualmente con un índice de lactosa más bajo.

¿Los gatos adultos pueden beber leche?

Aunque ciertos gatos tienen la habilidad de continuar con una producción de lactasa, alcanzando dosis suficientes que le permitirían digerir reducidas porciones de leche; lo cierto es que la mayor parte de estos felinos podrían llegar a presentar síntomas relacionados con la intolerancia a la lactosa.

Esa es la razón por la que lo más conveniente suele ser adaptar la alimentación de los gatos adultos a las necesidades nutricionales naturales que presentan, y con el propósito de lograrlo es posible brindarle una dieta variada dentro de la cual se incluyan alimentos húmedos, un pienso balanceado y también algunas recetas caseras.

Leche maternizada para gatos bebés: 3 recetas caseras

Una vez que se consulte al veterinario y el mismo indique que el gatito aún no supera el periodo del destete, será preciso encargarse de satisfacer de forma artificial los nutrientes que la leche materna le ofrecería naturalmente.

La alternativa más adecuada suele ser ofrecerle leche maternizada comercial, la cual es posible adquirir en las tiendas especializadas en mascotas y/o en clínicas veterinarias.

Estas son algunas de las leches que puedes darle:

No obstante, también existe la posibilidad de prepararle a los gatos bebés una leche maternizada casera bastante nutritiva y completamente natural mediante ingredientes baratos y que se pueden encontrar con facilidad.

Receta 1

Se trata de la receta para gatos bebés más adecuada a la hora de nutrirlos correctamente; para prepararla se requieren los ingredientes señalados a continuación:

  • Leche entera sin lactosa (250ml).
  • Crema de leche (150ml), de preferencia con un 40% de grasa.
  • Una cuchara sopera de miel (es igualmente posible usar glucosa, aunque la miel suele ser más aconsejable).
  • Una yema de huevo.

Receta 2

Es una receta preparada a partir de leche de cabra, la cual tiende a ser naturalmente mucho más digerible. Su preparación incluye los siguientes ingredientes:

  • Una yema de huevo.
  • Leche de cabra (250ml).
  • Yogur griego (150ml), de preferencia que sea libre de lactosa.

Receta 3 (especialmente dirigida a gatitos con desnutrición)

En numerosas ocasiones algún gatito rescatado, el cual no fue amamantado por su madre, termina presentando desnutrición, la cual causa que su sistema inmunológico se encuentre incluso más vulnerable de lo normal.

En esos casos, esta receta casera, que destaca por ser muy energética, resulta ser perfectamente apropiada para revertir dicho cuadro en poco tiempo; sin embardo, es esencial consultar con un veterinario a fin de prevenir posibles efectos secundarios generados por el excesivo consumo de grasas y proteínas.

Los ingredientes de su preparación son:

  • Una yema de huevo.
  • Leche entera sin lactosa (200ml).
  • Caseinato de calcio (15g), la cual consiste en la proteína aislada de la leche.
  • Mantequilla (10g).
  • Crema de leche (25ml), lo más apropiado es que contenga solo un 40% de grasa.
  • Media cucharada sopera de miel.

Preparación de las recetas

Para preparar estas tres recetas es preciso comenzar por mezclar bien cada uno de los ingredientes para conseguir una leche que posea una consistencia de un tono más amarillento y ligeramente más espesa de lo usual.

Después, se recomienda calentarla a baño María hasta que alcance aproximadamente una temperatura de 37ºC, para poder ofrecérsela al gato bebé a través de alguna tetilla o jeringuilla estéril.

La leche maternizada para los gatos bebés puede ser preparada con 1-2 días de antelación a su consumo y conservarla dentro de la nevera (eso sí, sin superar las 48 horas y con una temperatura de aproximadamente 4ºC).

¿Cuánta leche necesita consumir un gato cachorro?

La cantidad de leche que debe consumir un gatito varía de acuerdo a los requerimientos energéticos diarios que presente cada animal y los mismos cambian mientras el felino va desarrollándose y gana una mayor peso corporal.

Sin embargo, la cantidad estimada suele ser por cada 100g de peso, se consuman 20 kcal al día.

Cuando la madre los amamanta es común que los gatos cachorros ingieran la leche mediante cantidades pequeñas; además, es posible que lleven a cabo alrededor de 20 tomas al día.

Normalmente, en cada toma los gatitos ingieren entre 10-20ml de leche, aunque poseen una capacidad estomacal de aproximadamente 50ml. Durante el intervalo de tiempo que existe entre cada toma, los gatos bebés suelen digerir la leche y absorber los nutrientes que la misma les ofrece.

Alimentado gatito bebé

Cuando se le ofrece leche maternizada casera a un gato bebé, es preciso asegurarse de realizarlo varias veces al día, siempre respetando tanto sus periodos de descanso como de digestión.

Lo más aconsejable es darles entre 6-8 tomas por día en intervalos que ronden las 3-5 horas. Resulta fundamental mantener la regularidad en cuanto a la alimentación de los gatitos y asegurarse de nunca dejarlos sin comer durante un lapso mayor a 6 horas.

Igualmente, estos tendrán que ser alimentados durante las noches e incluso temprano durante las mañanas.

Cabe destacar que los repentinos cambios alimentarios, al igual que el exceso de leche y los intervalos demasiado grandes entre las tomas, podría causar que los gatitos desarrollen síntomas de estrés, como podrían ser por ejemplo, los vómitos y/o diarreas.

3 recetas caseras de papillas de destete para gatos bebés

Comúnmente se suele escuchar hablar sobre el destete como un momento, aunque lo cierto es que consiste en un proceso que todos los mamíferos suelen experimentar; por lo que conviene tener en cuenta que no supone únicamente un cambio alimentario.

De hecho, es la preparación entre la etapa de bebés y la vida adulta, en la cual el animal tiene que contar con la capacidad para independizarse de su madre y sobrevivir por cuenta propia. Ese es el motivo por el cual resulta esencial respetar la edad del destete cuando se toma la decisión de adoptar una nueva mascota y llevarla a casa mientras aún es un bebé.

Cuando los gatitos crecen y son amamantados por su madre, suele ser común que la curiosidad relacionada a su instinto le impulse a desear experimentar con la comida de la madre, lo cual normalmente comienza a ocurrir durante su primer mes de vida, ya que es en esta época que sus dientes comienzan a crecer.

En el momento en que el gato bebé cumpla 25-30 días de vida será posible comenzar a darle comida sólida, sin embargo, lo mejor es hacerlo en forma de papilla a fin de facilitar no solo su masticación, sino también su posterior digestión.

Tomando esto en cuenta, a continuación presentamos tres recetas caseras que permiten mantener a los gatos correctamente alimentados a lo largo de su infancia:

Receta 1: papilla de leche maternizada casera y pienso balanceado

Los ingredientes que se utilizan dentro de su preparación son los siguientes:

  • Una taza tibia de leche maternizada casera.
  • Una taza de pienso balanceado especialmente indicado para gatos bebés.

Esta es una adecuada receta de papilla para lograr que los gatitos se acostumbren, poco a poco, al sabor que posee el pienso comercial que empezará a consumir más adelante y le permitirá obtener las proporciones apropiadas de nutrientes para crecer de forma saludable.

Para elaborarla hay que comenzar calentando la leche maternizada a baño María para después verterla en un pienso sólido y permitir que repose durante un par de minutos hasta que este último se ablande. Luego hay que licuar esta mezcla para poder conseguir una papilla; lo más conveniente suele ser servirle a los gatitos la papilla ligeramente tibia o a temperatura ambiente.

No hay que olvidar introducir lentamente el alimento sólido dentro de la rutina alimentaria del animal; al comienzo es posible 1 toma con la papilla y después ir incrementando su consumo, hasta finalmente ofrecerlo como 100% de la alimentación que recibe diariamente.

Igualmente, es esencial consultar con un veterinario antes de ofrecer cualquier alimento nuevo a los gatitos bebés.

Bebé gato tomando biberón

Receta 2: papilla casera de pavo/pollo y zanahoria

Requiere los ingredientes mencionados a continuación para poder ser preparada:

  • Pechuga de pavo/pollo (150g).
  • Una zanahoria.
  • Agua para hervir.

Consiste en una receta sencilla y práctica, la cual es ideal para gatos bebés, ya que es posible elaborarla con el fin de complementar su alimentación e irla introduciendo poco a poco en una dieta de alimentos sólidos.

Al momento de preparar esta papilla, habrá que empezar hirviendo bien la pechuga de pavo/pollo junto a la zanahoria; en el momento en que ambos alimentos se encuentren tiernos, solo será preciso licuarlos para obtener la papilla. No hay que olvidar que se debe dejar enfriar antes de dársela al gatito bebé.

Receta 3: papilla casera de hígado de pollo

Los ingredientes necesarios para esta receta son los siguientes:

  • Hígado de pollo (200g).
  • Agua para hervir.

Se trata de una receta de papilla que es posible adaptar con el fin de preparar un delicioso paté casero para los gatitos bebés; con el propósito de conseguir la papilla es preciso hervir los hígados con una gran cantidad de agua hasta que los mismos se encuentren perfectamente cocidos.

Después, hay que dejarlos enfriar durante 10 minutos antes de licuarlos con 100ml del agua tibia usada para su cocción. Es necesario recordar que hay que permitir que la papilla se enfrie bien antes de proporcionársela a los gatitos.

Cabe decir que con la finalidad de poder obtener un paté consistente, basta con escurrir los hígados bien después de hervirlos y aplastarlos ligeramente usando un tenedor o en su lugar, pasarlos a través de la procesadora de alimentos.

¡Si te ha gustado este artículo puedes ayudarnos con nuestra labor compartiéndolo con tus amigos!

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up