Saltar al contenido
Mascotas y más: La mascotapedia definitiva | mascotasymas.net

Gato persa

Gato persa



Los gatos persas actuales que conocemos hoy en día surgieron en el siglo XIX en Inglaterra como cruce entre el gato persa puro (que venía de Persia, Italia) y el angora turco blanco (de la antigua Ankara, Turquía). Gracias a ese cruce se obtuvo un pelaje mucho más sedoso y se amplió la variedad de colores.

El gato persa que conocemos hoy es una raza creada artificialmente fruto de una selección de ejemplares a partir del siglo XIX, cuando empezaron a exportarlos a Inglaterra y Francia, hasta extenderse a Estados Unidos cuando alcanzaron gran popularidad.


Gato persa
Tamaño Medio-grande
Peso 4 -7 kg
Pelaje Largo, abundante y sedoso
Carácter Tranquilo, cariñoso y presumido
Esperanza de vida 12 a 17 años
Cuidados Cepillado 3 veces al día y visitas regulares al veterinario
Alimentación Pienso húmedo o seco 1 vez al día
Salud Tiende a pedecer la enfermedad renal poliquística

 

Características del gato persa

El gato persa es una raza de gato de tamaño medio-grande y con la cabeza redonda y ancha. Tiene el hocico corto y unos pómulos prominentes. Sus ojos son grandes, redondos y muy abiertos, además de bastante separados. El gato persa tiene unas orejas pequeñas y redondeadas con las puntas cubiertas de pelo.

El cuerpo de un gato persa es rechoncho y musculoso, con unos huesos robustos. Sus patas son cortas y gruesas.

Una de los rasgos más característicos del persa es su largo, abundante y sedoso pelo, pelo que sigue siendo muy abundante y largo en su cola de punta redondeada.

Colores del gato persa

El gato persa puede ser de tonalidades muy variadas.

  • Monocolor: Su pelaje es de un solo color sólido e intenso que puede ser negro, blanco, chocolate, lila, azul, rojo o crema.
  • Bicolor: Su pelaje es de 2 colores y puede tener modalidades distintas entre franjas y manchas.
  • Cálico: Su pelaje es la combinación de tres colores: blanco, negro y rojo. Esta coloración solo es posible en hembras.

Gato persa

Variedades de gato persa

Existen diferentes variedades de las razas puras de gato persa.

  • Persa negro
  • Persa blanco
  • Persa azul
  • Persa rojo
  • Persa crema
  • Persa ahumado negro
  • Persa jaspeado plateado
  • Persa chinchilla
  • Persa jaspeado rojo
  • Persa jaspeado pardo
  • Persa carey (negro, rojo, crema)
  • Persa carey blanco
  • Persa azul crema
  • Sagrado de Birmania

Carácter del gato persa

El gato persa es un gato tranquilo y le gusta mucho dormir y descansar, rasgo por el que es llamado a menudo “tigre de sofá”.

Es un gato presumido por naturaleza, le gusta hacer ostentación de su belleza. Además, es un gato muy afable y cariñoso, se lleva bien tanto con humanos como con otros animales.
Su temperamento es completamente doméstico y pacífico debido a que nunca ha conocido los instintos salvajes comunes en felinos.

Gato persa


Cuidados del gato persa

Los cuidados que requieren los gatos persas son bastante exigentes debido principalmente a su pelaje.


  • Cepillar su pelaje con un cepillo de metal con púas redondas cada tres días como mínimo.
  • Bañarlos de forma regular.
  • Proporcionarle malta con regularidad para eliminar las bolas de pelo que pueden formarse en su estómago al lamerse.
  • Acudir a un veterinario con regularidad.
  • Limpiar sus oídos con un algodón húmedo una vez a la semana.
  • Llevarlo a una peluquería para mascotas cada 6 semanas.



Alimentación del gato persa

Es importante cuidar la alimentación de nuestro gato persa para que ésta sea correcta y podamos evitar que sufra de sobrepeso.

La alimentación debe basarse en pienso seco o húmedo, según recomiende nuestro veterinario, siempre respetando la cantidad adecuada a su edad o necesidades especiales.

El gato persa es propenso a padecer obesidad porque les gusta mucho comer y es algo que debemos procurar evitar, aunque tenga esa apariencia rechoncha típica de los persas. Por ese motivo, debemos rellenar su comedero solo una vez al día con la cantidad necesaria. El sobrepeso en los gatos puede provocar enfermedades digestivas, renales y cardíacas.

En su alimentación, debemos proporcionarle los nutrientes esenciales necesarios para su desarrollo y para evitar que enferme. Una correcta alimentación también sirve para cuidar su pelaje. Debemos darle siempre pienso de calidad y variado para que tenga una alimentación equilibrada.

Algunos veterinarios aconsejan a los dueños de gatos persas darles suplementos vitamínicos para que se desarrollen de la mejor manera, sobre todo cuando son cachorros, o bien aconsejan un pienso especial.

 

Gato persa


Salud del gato persa

El gato persa tiende a desarrollar una enfermedad en los riñones conocida como “enfermedad renal poliquística” (PKD). Esta enfermedad afecta a los riñones produciendo numerosos quistes llenos de líquido en uno o los dos riñones que con el paso del tiempo pueden desencadenar en un fallo renal. Estos quistes van creciendo y destruyendo el tejido sano de su alrededor, llegando a afectar a la función de los riñones, provocando una insuficiencia renal irreversible.

Por ese motivo, debemos llevar a nuestro gato persa al veterinario para una revisión de forma regular y sobre todo cuando sospechemos de que tiene algún problema de salud, para que realice un diagnóstico precoz y establezca un tratamiento para retrasar la evolución de la enfermedad y sus síntomas.




También te puede interesar:

Gato persa
5 (100%) 1 vote

Scroll Up