Saltar al contenido
Mascotas y más: La mascotapedia definitiva | mascotasymas.net

¿Por qué mi gato no ronronea?

¿Por qué mi gato no ronronea?

Por qué mi gato no ronronea

Una de las cosas que caracterizan a los gatos es su encantador ronroneo, este sonido que emiten solemos relacionarlo con tranquilidad y paz, dándonos bienestar y comprendemos que nuestra mascota está feliz y que ésta es su forma de demostrárnoslos.



Por lo tanto, cuando tenemos un gato por mascota y no ronronea esto nos preocupa, haciéndonos preguntarnos, ¿Mi gato es feliz?, ¿Se encuentra enfermo?, ¿Estoy haciendo algo incorrecto para que no me ronronee?, ¿Por qué no ronronea? En el siguiente artículo te resolveremos esas dudas.

Si quieres aprender todo sobre el cuidado de los gatos visita nuestra página de Gatos.



¡Comparte este artículo!

¿Cómo se produce el ronroneo del gato?

El sonido que emiten nuestro gato es algo muy especial, sin embargo, ¿tienes idea de cómo lo hacen?

Hay varias hipótesis que tratan de dar con la respuesta verdadera. Unas dicen que el sonido proviene del tórax, en el momento en que la sangre es presionada cuando pasa por el hiato diafragmático y que la vibración aumenta debido a los bronquios que tienen una gran cantidad de aire.

Sin embargo y de acuerdo con un estudio realizado por de Journal of Zoology, dice que se produce debido a la modulación laríngea que es estimulada por el flujo de la respiración.

¿Cuándo empiezan a ronronear los gatitos?

Los gatos a los dos días de vida comienzan su ronroneo, orientado más como una forma de comunicación con su progenitora, cuando ocurre la lactancia.

Los gatitos ronronean cuando están mamando de la teta de la gata y con sus patas la estimulan para que salga más leche y además, de esta forma, la gata sabe que todos están comiendo.

Por esa razón, los gatos en su etapa adulta suelen amasar, babear o mamar las prendas de ropa cuando ronronean. A veces cuando los acariciamos ronronean pero no ocurre de esta manera siempre.

Gatito

¿Qué significa el ronroneo del gato?

¿Por qué lo hacen? Que un gato ronronee no sólo significa que está relajado y tranquilo, llegando incluso a ronronear mientras duerme al sentirse tan tranquilo, también puede hacerlo cuando está en un momento de estrés o si está enfermo. A veces ronronea cuando se encuentra en el veterinario y es por este motivo. Por lo que podríamos decir que ronronea para calmarse.

Mientras ronronean pueden hacerlo de diferentes formas, con más o menos fuerza, con mayor o menor aire, a una velocidad distinta y por razones diferentes, dado que también lo hacen cuando quieren pedir algo.

Sin embargo, los gatos no sólo presentan esta característica, también otros animales salvajes felinos lo hacen, entonces queda preguntarse, ¿por qué mi gato no ronronea?

Cuando el gato no ronronea

El ronroneo es de vital importancia para los gatos ya que lo usan como un medio de comunicación, por esa razón un gato que no lo haga se vuelve misterioso y puede ser preocupante para su dueño, ya que puede pensar que su gato no está contento o no está sano. Sin embargo, ¿esto es verdad?

Responderemos a esta pregunta, para que así sepas por qué tu gato no ronronea ni cuando está tranquilo, descansando o cuando lo acaricias con cariño. Los gatos pueden diferenciarse en tres tipos:

Gatos que ronronean pero de manera casi inaudible

Estos son los que lo hacen a niveles tan bajos que resulta difícil percibirlos, tienes que acercarte lo suficiente o posar tu mano en su cuelo para que puedas percatarte de su vibración.

Gatos que, efectivamente no ronronean, ni siquiera de forma inaudible

Estos son los que no ronronean solamente porque esa es su forma de ser, sin que esto signifique que están enfermos y claro, tampoco cuando están contentos y queriendo a sus dueños.

Estos felinos tienen diversas maneras de comunicarse y por lo general cada uno de ellos elige la que más le guste o la que crea necesaria.

Semejantes a nosotros los humanos, todos poseemos nuestro temperamento, pueden haber introvertidos y extrovertidos, los que sean tiernos, solitarios, sociables, sin que esto suponga un problema.

Gatos que dejan de ronronear

La personalidad de los gatos va cambiando mientras crecen, así como las situaciones vividas, por lo que pueden dejar de emitir este sonido, sin embargo, también puede ser lo puesto, gatos que no lo hacían comienzan a emitirlo.

Claro que si el gato deja de hacerlo porque nos mudamos o si tiene algún síntoma de enfermedad debes ir al veterinario.

Gatito negro

El gato que no ronronea y maúlla

Maullar es una de las maneras en que los gatos se comunican, lo hacen en diversos momentos y con razones diferentes. De esta forma, los que no ronronean pueden darse a entender por medio de sus maullidos y entre las razones más significativas para maullar están las siguientes:

Maullido para reclamar atención

Este maullido pueden usarlo cuando necesitan algo de nosotros, más caricias o comida. Si es por alimento lo seguirá haciendo hasta que le des comida.

Maullido de gata en celo

Este maullido es normal en aquellos que no están esterilizadas cuando se encuentran en celo y pueden hacerlo por todo un año. Es un sonido bastante alto, como si estuvieran gritando.

Maullido para entrar o salir

Si permitimos que nuestro gato salga, hará este sonido cuando quiera salir o entrar siempre delante de la puerta o ventana.

Maullido lastimero

Este maullido indica que algo está pasando, por lo general una enfermedad. Debes ir al veterinario.

Maullido de saludo

Algunos gatos pueden ser muy comunicativos y suelen maullar de una forma determinada cuando llegamos a nuestro hogar, o cuando ellos ingresan o a veces porque nos ven en su camino.

El gato que no ronronea y muerde

Algunas veces tenemos la duda del por qué nuestro gato no ronronea y no percibimos que hable con nosotros de otra forma. Pero no sólo se comunican con nosotros usando los maullidos sino también con los mordiscos.

Los mordiscos pueden significar esto:

Mordisco juguetón

Lo más usual es que los gatos pequeños empleen esto como un juego. Recuerda que son animales depredadores y además carnívoros así que morderse es algo normal entre ellos, ya que desarrolla su naturaleza cazadora, dado que si viven bajo techo no precisarán de cazar para alimentarse.

Mediante los mordiscos cuando juegan entre ellos pueden regular su fuerza al hacerlo y cuando van creciendo abandonan esta práctica.

Por lo general los gatos pequeños nos muerden, sin embargo hay que indicarles que no lo hagan, empleando juguetes con los que atraer su atención. A veces los gatos pueden prolongar esta práctica ya sea por falta de contacto con otros seres vivos o porque no se le ha instruido en que no deben hacerlo, por lo que siguen dando mordiscos. Es muy importante que desde bien pequeños no usemos nunca las manos para jugar con ellos, siempre mediante juguetes o, de lo contrario, relacionarán nuestras manos como algo que pueden morder.

Mordisco amoroso

A veces pueden mordernos como una manera de demostrarnos su cariño. Por lo general, cuando los acariciamos o en otros momentos cariñosos suelen morder suavemente alguna parte de nuestro cuerpo, como la nariz, sin causar daño.

Mordisco de aviso

Lo hacen en forma de marca más que como un mordisco y lo suelen hacer cuando se encuentran en un momento de estrés. Puede ser cuando llevamos mucho tiempo acariciándolo o lo hacemos en zonas que le parecen delicadas. Así es donde marcan el límite de su paciencia.

Por lo tanto, que un gato nos muerda siempre tiene un significado, y se pueden comunicar con nosotros sin tener que ronronear. A pesar de que son mordiscos, ellos no buscan hacernos daño. Si el gato llegase a mordernos de forma agresiva debemos ir a un experto en comportamiento felino, conocido como etólogo.

Gato lamiéndose

El gato que no ronronea y se frota

Si nuestro gato no emite ronroneo alguno no significa que no se comunique con nosotros, ni tampoco que no sea un gato feliz. Además del mordisco y de los maullidos, podemos mencionar también el “frotarse” como indicación de que está a gusto y como muestra de cariño hacia nosotros. Es una muestra de cariño a la que no todos los gatos le añaden ronroneo. Los gatos también suelen frotarse contra nosotros para marcarnos con su olor.

El gato se frotará contra nosotros en zonas como las piernas o la zona del rostro. Puede que incluso de pequeños saltos y volteretas para tener una mayor área de contacto. Si prestamos atención, nos daremos cuenta que siempre se frota las mismas zonas de su cuerpo, principalmente con la cara, pues son precisamente esas zonas las que desprenden endorfinas.

¡Si te ha gustado este artículo puedes ayudarnos con nuestra labor compartiéndolo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up